Aduanas, Comercio Exterior

Capacitan sobre impuesto a la importación.

Correcta clasificación arancelaria agiliza procesos del despacho aduanero. Para aprender a calcular el pago del impuesto general de importación y otras contribuciones, así como obtener fundamentos legales para acatar las nuevas regulaciones y evitar multas y penalidades, es por lo que ayer se realizó en Canacintra una capacitación para empresas en el tema de clasificación arancelaria.

Sergio Sánchez Luján, profesor de logística y comercio exterior de la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez (UTCJ), explicó que la correcta clasificación arancelaria de mercancías en tiempo agiliza los procesos del despacho aduanero.

“Fue una capacitación básica de clasificación arancelaria, un código que se pone a cada mercancía para poder ser importada y exportada, es decir, es el corazón del pedimento, es la que indica cuánto vas a pagar de impuestos o si estás sujeto a restricciones”, dijo.

Sánchez Luján explicó la importancia de que las empresas se mantengan actualizadas en el tema de clasificación arancelaria, debido a que México presenta un desfase con otras partes del mundo.

“El sistema armonizado inició en México en los ochentas y cada cinco años se actualiza. Hoy en día se utiliza la llamada sexta enmienda para lo que se refiere el trabajo de clasificación de las mercancías, la cual entró en vigor en el 2017, sin embargo, en nuestro país se sigue operando con las reglas de la quinta enmienda, por lo que tenemos un desfase con otras partes del mundo, eso provoca que las empresas tengan que hacer ajustes porque hay productos que ya se clasifican de otra manera”, dijo.

El expositor señaló que la actualización en México se ha postergado debido a que no se han publicado las leyes en comercio exterior necesarias para hacer la transición, mientras que las nuevas reglas contempladas en la séptima enmienda estarían aplicándose a partir del 2022.

Por otra parte, señaló que una mala clasificación puede generar desde multas elevadas hasta restricciones para la importación de mercancías, la cancelación de un programa Immex, o la suspensión de una patente a un agente aduanal, entre otros riesgos.

La capacitación estuvo dirigida a empresas Immex, maquiladoras, compañías exportadoras, agencias aduanales, despachos jurídicos, personal operativo y administrativo de las áreas de importaciones y exportaciones, aduanas, comercio exterior, logística, universidades y escuelas relacionadas con las materias mencionadas.

Fuente: mexicoxport . com

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *