Aduanas, Comercio Exterior

Covid-19 frenó capacidad exportadora del mundo en febrero: UNCTAD.

La crisis sanitaria disminuyó el abasto de insumos y componentes importados desde China, lo que impidió la realización de ventas al exterior de exportadores que dependen de estos productos.

El Covid-19 redujo las exportaciones mexicanas en 1,369 millones de dólares en febrero del 2020, debido a las afectaciones en la proveeduría de insumos y componentes importados desde China, estimó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

“La contracción de 2% en la producción industrial de China en febrero tuvo un efecto dominó en la economía mundial”, refirió esa organización en un reporte emitido este miércoles.

México registró exportaciones de productos por 33,653 millones de dólares en enero —última cifra disponible—, un aumento de 3.2% interanual; mientras que en febrero del 2018 fueron por 35,210 millones.

En las últimas dos décadas, China se convirtió en el mayor exportador del mundo y en una parte integral de las redes de producción mundiales. Asimismo, se ha establecido como un proveedor clave de insumos y componentes para muchos productos, como automóviles, teléfonos celulares, equipos médicos y más.

Por el mismo efecto del Covid-19 en China, la Unión Europea fue la más impactada en sus exportaciones, con 15,597 millones de dólares, seguida de Estados Unidos (5,779 millones) y Japón (5,187 millones).

Estados Unidos publicará el dato de sus exportaciones de mercancías de enero este viernes, en tanto que en febrero del 2018 sus ventas foráneas de productos sumaron 131,071 millones de dólares.

Durante el último mes, China vio una reducción dramática en su Índice Gerente de Compras (PMI) de manufactura a 37.5, su lectura más baja desde el 2004. Esta caída implica una reducción anual de 2% en la producción y fue consecuencia directa de la propagación del Covid-19.

Hasta ahora, las afectaciones indirectas del nuevo virus en China han provocado un freno estimado de alrededor de 50,000 millones de dólares de exportaciones en todos los países. Los sectores más afectados incluyen instrumentos de precisión, maquinaria, automoción y equipos de comunicación.

En general, las economías tendrán impactos sectoriales diferenciados: la Unión Europea (maquinaria, automoción y productos químicos); Estados Unidos (maquinaria, automoción e instrumentos de precisión); Japón (maquinaria y automoción), y la República de Corea (maquinaria y equipos de comunicación).

Por encima de México, también tuvieron mayores pérdidas las siguientes economías: Corea del Sur (3,816 millones de dólares), Taiwán (2,645 millones), Vietnam (2,296 millones), Singapur (2,165 millones) y Reino Unido (1,917 millones).

El 31 de diciembre del 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue informada de un grupo de casos de neumonía en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei de China. Desde entonces, las enfermedades se han relacionado con una enfermedad causada por una cepa del Covid-19 previamente no identificada, denominada enfermedad del Covid-19 2019 o Covid-19.

La enfermedad se ha extendido a varios otros países. Hasta el 4 de marzo del 2020, había 80,422 casos confirmados y 2,984 muertos en China como consecuencia. En el resto del mundo, se habían confirmado 12,668 casos y registrado 214 muertes.

Incluso si el brote del Covid-19 está contenido principalmente en China, el hecho de que los proveedores chinos sean críticos para muchas empresas en todo el mundo implica que cualquier interrupción en China también se sentirá fuera de las fronteras del país, lo que afectará a las cadenas de valor de regiones europeas, americanas y del este de Asia.

Por ejemplo, algunos fabricantes de automóviles europeos pueden enfrentar la escasez de componentes críticos para sus operaciones, las compañías en Japón pueden tener dificultades para obtener las piezas necesarias para el montaje de cámaras digitales y así sucesivamente.

Para muchas empresas, el uso limitado de los inventarios generados por un proceso de fabricación esbelta y de justo tiempo generaría una escasez que afectaría sus capacidades de producción y exportaciones en general.

Se espera que los efectos indirectos de una interrupción en el suministro chino sean diversos en todos los sectores económicos y dependan de la localización geográfica del brote del Covid-19 y de las medidas de contención dentro de China.

Aunque todavía existe incertidumbre sobre el impacto del Covid-19 en la capacidad productiva de China, las estadísticas más recientes apuntan a una desaceleración económica significativa. Su efecto total en las cadenas de valor mundiales se aclarará en los próximos meses, según la UNCTAD.

Fuente: mexicoxort . com

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *